top of page

Gestiona ansiedad Tejiendo

Actualizado: 20 nov 2023


El arte de tejer ha sido una actividad apreciada por siglos, pero más allá de ser una simple afición, investigaciones científicas han demostrado que tejer puede tener efectos terapéuticos significativos.


Reducción del estrés y la ansiedad: Tejer involucra movimientos repetitivos y rítmicos que pueden inducir un estado de relajación y calma. Esto puede disminuir la actividad del sistema nervioso simpático, responsable de la respuesta al estrés, y aumentar la actividad del sistema nervioso parasimpático, relacionado con la relajación y el bienestar. Estudios han encontrado que la práctica regular de tejer puede reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y mejorar el estado de ánimo.El tejido no solo es un ejercicio para nuestras manos, sino también un abrazo sensorial para nuestra mente. Al manipular las fibras y sentir las texturas bajo nuestros dedos, activamos áreas cerebrales relacionadas con el tacto y la percepción sensorial. Esta estimulación sensorial puede tener un efecto profundamente calmante y reconfortante, proporcionando un refugio seguro en medio de la agitación diaria.


El acto de tejer puede aumentar la liberación de dopamina en el cerebro, lo cual está asociado con la sensación de placer y recompensa. Cuando tejes, estás involucrando tus manos y dedos en movimientos repetitivos y precisos, lo que activa las áreas del cerebro relacionadas con el procesamiento sensorial y motor. Esta actividad estimula la liberación de dopamina, un neurotransmisor que juega un papel clave en la regulación del estado de ánimo y la sensación de satisfacción. A medida que avanzas en tu tejido y logras progresos, tu cerebro interpreta esta actividad como una recompensa, lo que refuerza la liberación de dopamina y te hace sentir bien. Esta respuesta de recompensa puede contribuir a mejorar tu estado de ánimo, aumentar la sensación de logro y motivación, y fomentar una experiencia placentera mientras tejes.


Aumento de la autoestima a traves de la creatividad y el logro: .Cuando tejes, estás comprometido en un proceso creativo que involucra la elección de colores, patrones y diseños. A medida que trabajas en tu tejido y ves cómo se desarrolla tu proyecto, experimentas una sensación de logro y satisfacción al ver tu creatividad tomar forma física. . Terminar proyectos de tejido también puede brindar una sensación de realización y satisfacción. A medida que avanzas en tu tejido y finalmente completas una prenda o diseño, experimentas una sensación de cierre y logro. Esta sensación de logro puede tener efectos positivos en tu autoestima y autoconfianza, ya que te demuestra a ti mismo que eres capaz de establecer metas y alcanzarlas. Además, la finalización de proyectos puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad al brindarte un sentido de control y éxito en tu vida cotidiana.


Aumento de la concentración y reducción de la la rumia mental: La rumia mental se refiere a la tendencia de dar vueltas repetitivas a los mismos pensamientos y preocupaciones, lo que puede llevar a un ciclo de ansiedad y estrés. Cuando tejes, te sumerges en una actividad que requiere concentración y enfoque. Esta concentración en el tejido puede desviar la atención de los pensamientos negativos y preocupaciones que suelen acompañar la rumia mental. Al dedicarte por completo al acto de tejer, tu mente tiene menos espacio para dar vueltas a los mismos pensamientos una y otra vez. Además, el tejido puede tener un efecto calmante en el sistema nervioso. La repetición rítmica de los movimientos al tejer, junto con la textura suave de las fibras, puede tener un efecto relajante en el cuerpo y la mente. Esto puede ayudar a reducir la activación del sistema nervioso asociada con la rumia mental y contribuir a un estado de calma y serenidad. El proceso de tejer también puede fomentar la atención plena y el enfoque en el presente. En lugar de estar atrapado en pensamientos pasados o futuros, te concentras en los movimientos y sensaciones del tejido en el momento presente. Esta práctica de atención plena puede ayudar a interrumpir el ciclo de rumia mental y fomentar una mayor claridad mental.


Conexión social: La conexión social que se experimenta al tejer puede tener beneficios terapéuticos significativos para las personas, especialmente para aquellas que son altamente sensibles. Tejer a menudo se lleva a cabo en entornos sociales, como grupos de tejido o talleres, lo que brinda la oportunidad de interactuar con otras personas de manera significativa. La interacción social durante el tejido puede proporcionar un sentido de pertenencia y comunidad, lo que es especialmente importante para las personas altamente sensibles que pueden ser más sensibles a las emociones y relaciones interpersonales. El compartir una actividad en común como el tejido crea lazos emocionales y conexiones con otros, lo que puede promover la sensación de estar conectado y comprendido por quienes comparten intereses similares. Además, tejer en grupo puede fomentar la comunicación abierta y la expresión de emociones. Las conversaciones relajadas durante el tejido pueden llevar a compartir experiencias, pensamientos y sentimientos, lo que puede ser liberador y terapéutico. La conexión con otros a través del tejido también puede ayudar a reducir la sensación de soledad y aislamiento que algunas personas altamente sensibles pueden experimentar. La conexión social al tejer también puede tener un impacto positivo en la salud mental al liberar hormonas como la oxitocina, que está asociada con la confianza, el vínculo social y la reducción del estrés. La sensación de apoyo y camaradería en un entorno de tejido puede contribuir a una sensación general de bienestar y felicidad.


CUANDO EL TEJER DEJA DE SER TERAPÉUTICO

Aunque el tejido puede tener beneficios terapéuticos para muchas personas, en algunas ocasiones podría no ser una experiencia terapéutica. Esto puede depender de varios factores:

  1. Presión y expectativas: Si una persona se siente presionada para tejer por ciertas razones, como cumplir con expectativas externas o producir resultados rápidamente, podría generar estrés y eliminar la sensación de relajación que se busca en una actividad terapéutica. Lo mismo si estás bajo presión de tiempo.

  2. Perfeccionismo: Algunas personas pueden caer en el perfeccionismo mientras tejen, preocupándose demasiado por cada detalle y resultado. Esto puede generar ansiedad y frustración en lugar de ser una experiencia relajante.

  3. Obligación que reduce el disfrute: Si alguien no disfruta genuinamente del acto de tejer y lo ve como una tarea obligatoria o aburrida, no experimentará los beneficios terapéuticos que ofrece.

  4. Comparación y competitividad: En situaciones en las que se teje en grupo, es posible que alguien se compare con otros tejedores y sienta que no está a la altura, lo que podría generar sentimientos de inseguridad en lugar de bienestar. O si el enfoque está en competir, mostrar habilidades superiores o crear productos para lucro en lugar de disfrutar del proceso creativo y la relajación, la experiencia no será terapéutica.


Es importante recordar que la terapia a través del tejido debe ser una experiencia libre de juicios y presiones, donde el proceso y la creatividad son el enfoque principal. Si el tejido se convierte en una fuente de estrés, ansiedad o frustración, puede ser útil reevaluar la relación con la actividad y ajustar la forma en que se aborda para asegurarse de que sea genuinamente terapéutica y beneficiosa.


RECOMENDACIONES

Convertir el tejido en una herramienta terapéutica requiere que mantengas la flexibilidad y la creatividad. Aquí hay algunas recomendaciones para lograrlo:

  1. Se amable contigo, el tejer es una habilidad que como todas toma práctica, tiempo y no siempre resulta al primer intento. No te juzgues ni compares en esta curva de aprendizaje.

  2. Mantente presente al tejer: el practicar la atención plena (mindfullness) mientras tejes ayuda a la relajación. Puedes usar el enfocarte en las sensaciones, texturas y movimientos de tus manos. Esto puede ayudar a dejar de lado las preocupaciones y mantener la atención en el momento presente.

  3. Crea un ambiente de relajación, sin expectativas y flexible: Crea un ambiente relajante y cómodo para tejer. Utiliza buenas luces, música suave o aromaterapia para crear un entorno tranquilo que facilite la relajación.No te presiones para producir un resultado perfecto. Permite que el proceso sea tu objetivo principal y disfruta de cada paso sin preocuparte demasiado por el producto final.

  4. Cultiva la creatividad y el aprendizaje constante: Experimenta con diferentes patrones y colores. Deja que tu creatividad fluya sin restricciones y diviértete explorando nuevas ideas. Siempre busca aprender y mejorar tus habilidades de tejido. La sensación de logro y mejora gradual puede aumentar tu autoestima y confianza.

  5. Nutre la conexión social a través del tejer: Únete a grupos de tejido o comunidades en línea para compartir experiencias y conectarte con otros amantes del tejido. Compartir historias y aprender de los demás puede ser muy enriquecedor.

  6. Date el tiempo para hacer las cosas que te hacen bien: Establece momentos regulares para tejer y hazlo parte de tu rutina de autocuidado. Invierte tiempo en ti mismo y en tu bienestar.


Al abordar el tejido con una mentalidad de autocuidado y crecimiento personal, puedes transformarlo en una herramienta poderosa para mejorar tu bienestar emocional y gestionar el estrés. Recuerda que cada persona es única, por lo que es importante ajustar estas recomendaciones según tus necesidades y preferencias personales.


Comments


Podcast "Botiquín Emocional"

Información, clases, conversaciones y  meditaciones sobre alta sensibilidad, ansiedad y heridas de infancia. Disponible en Spotify

bottom of page