top of page

Sistema Nervioso y Teoría Polivagal


El sistema nervioso es una red compleja que controla nuestras funciones corporales básicas y cómo interactuamos con el entorno que nos rodea. Uno de los componentes fundamentales es el sistema nervioso autónomo, que juega un papel crucial en nuestra respuesta al estrés y nuestras interacciones sociales.


El Sistema Nervioso Autónomo y su Función

El sistema nervioso autónomo regula funciones corporales involuntarias, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración, la digestión y la temperatura corporal. Está compuesto por dos divisiones principales: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

  • Sistema Nervioso Simpático: Se activa en situaciones de estrés o peligro, preparando al cuerpo para la acción ("lucha o huida"). Aumenta la frecuencia cardíaca, dilata las pupilas y moviliza la energía necesaria para responder rápidamente ante una amenaza.

  • Sistema Nervioso Parasimpático: Se activa en estados de calma y descanso, ayudando al cuerpo a recuperarse y regenerarse después de una respuesta al estrés. Disminuye la frecuencia cardíaca, estimula la digestión y promueve la relajación.

La Teoría Polivagal: Una Perspectiva Integral

La teoría polivagal, desarrollada por el Dr. Stephen Porges, agrega otra capa de comprensión al sistema nervioso autónomo. Destaca la importancia de la respuesta social en la regulación de nuestras reacciones al estrés y cómo evolucionó para garantizar nuestra supervivencia. La Teoría Polivagal, propuesta por el Dr. Stephen Porges, se centra en la influencia del nervio vago en la regulación de nuestras respuestas fisiológicas y emocionales. Este enfoque destaca la conexión entre el sistema nervioso autónomo, las experiencias sociales y emocionales, y las respuestas al estrés.


La teoría identifica tres sistemas de respuesta. Estos sistemas se activan de acuerdo con las percepciones de seguridad o amenaza, influyendo en cómo nos relacionamos con el entorno y con los demás. La Teoría Polivagal subraya la importancia de la conexión social y cómo influye en nuestra regulación emocional y fisiológica. EStos tres sistemas de respuestas son:

  • la respuesta de inmovilización (congelación) o Sistema Nervioso Dorsal Vagal: Es el sistema más antiguo evolutivamente y se activa en situaciones de inmovilización, miedo intenso o desesperanza. Puede llevar a respuestas de congelación o desconexión social.

  • el estado de defensa (lucha/huida) o Sistema Nervioso Simpático: Se activa en situaciones de estrés y prepara al cuerpo para luchar o huir. Es una respuesta más moderna desde el punto de vista evolutivo.

  • el estado de calma (descanso/digestión o Sistema Nervioso Vagal Ventral: Es el sistema más reciente desde una perspectiva evolutiva y está asociado con la conexión social, la empatía y la calma. Promueve estados de seguridad y bienestar.

Cómo el Trauma Afecta al Sistema Nervioso

Cuando una persona experimenta trauma, especialmente durante la infancia, puede alterar la regulación del sistema nervioso autónomo. El trauma crónico o repetido puede llevar a una activación constante del sistema nervioso simpático o a respuestas de congelación asociadas con el nervio dorsal vagal.

Esto puede resultar en trastornos de ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otros problemas de salud mental. El trauma también puede impactar la forma en que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás, dificultando la formación de relaciones seguras y afectando nuestra autoestima.


Enfoques para la Sanación y Recuperación

El camino hacia la recuperación implica abordar tanto las respuestas físicas como las emocionales del trauma. Se pueden utilizar diversas terapias, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia somática y el enfoque de regulación de la teoría polivagal, para ayudar a regular el sistema nervioso y sanar las heridas emocionales.

Además, las prácticas de autocuidado, como la meditación, el yoga y la respiración consciente, pueden ser herramientas efectivas para calmar el sistema nervioso y mejorar la respuesta al estrés.


Conclusión

Comprender cómo el sistema nervioso autónomo y la teoría polivagal están interconectados con el trauma nos brinda una base sólida para abordar las consecuencias del trauma en nuestra salud mental y física. Al enfocarnos en la regulación del sistema nervioso y en la conexión social, podemos avanzar hacia la sanación y recuperación, permitiéndonos vivir una vida plena y satisfactoria.

Comments


Podcast "Botiquín Emocional"

Información, clases, conversaciones y  meditaciones sobre alta sensibilidad, ansiedad y heridas de infancia. Disponible en Spotify

bottom of page