Testimonios

¿Cómo era tu vida antes?

Mi vida antes de comenzar mi terapia con Claudia se sentía vacía, enredada, confundida y desmotivada. Vivía sorteando ataques de angustia, siempre al borde de sentir que venía una crisis y sobrellevando los procesos en completa des-sincronía.

 

¿Qué te hizo decir que si a trabajar conmigo?

Luego de por lo menos dos años de este estilo de vida, en que aprendí de alguna manera a vivir con angustia, miedos, desmotivación constante, me recordé a mí misma como la persona que me considero que soy, y aquella que siempre quise ser; alegre, energética, espontanea, luchadora, creativa, feliz sin exigir mucho y me di cuenta que estaba lejos de serlo. Quería ayuda porque no quería seguir viviendo convertida en la persona que era, necesitaba herramientas para sobrellevar y descubrir que pasaba que no estaba haciendo clic dentro mío.

 

¿Cuáles fueron los cambios más poderosos que tuviste?

Lo primero y más evidente, fue poder sobrellevar mis ataques de angustia y pánico, identificar que estaba sucediendo en ese momento, qué lo generaba, dónde y cómo lo sentía, no para invisibilizarlos y hacerlos desaparecer, sino que afrontarlos, contenerlos, contenerme y apapacharme si era necesario. Poder sentir que de alguna manera yo era quien controlaba mi mente y que podía guiarla hacia un lugar de paz fue maravilloso. Y recuerdo el momento exacto, en que, por un mal momento económico, sentí que se venía otra crisis, evidenciando los cambios físicos en mi cuerpo (ahogo, angustia, expansión de cerebro-no sé cómo explicarlo), sentirme ajena al tiempo y espacio donde estaba, etc.), pude aplicar todo lo que me enseñó Claudia a desarrollar, a identificar ese botón de pánico, y la crisis no llegó a mayores.

¿Qué le dirías a alguien que quiere trabajar conmigo, pero que tiene dudas?

Que sólo obtendrás beneficios y oportunidades de esta terapia. No puedo decirte que no será doloroso, abrir heridas y el camino a sanarlas, confrontar miedos que solo te has dicho a ti mism@,hacerte consciente de tus emociones, sensaciones y sentimientos, hacerlos explotar para buscar respuestas, que a veces no llegan tan rápido como uno quisiera, pero la recompensa es infinita y te acompañará siempre. Si tienes la oportunidad de que alguien con el carisma de Claudia te guíe, te contenga, te acompañe en este camino de autodescubrimiento, tómala sin dudarlo!

Camila, Puerto Varas