La Mujer y los Ciclos

Todos queremos ser felices y todos queremos que las cosas de la vida funcionen a nuestro favor. ¿Qué hace que esto funcione así? ¿Cómo puedo marcar la diferencia en mi vida? ¿Cómo puedo tomar las riendas de mi felicidad, de mi éxito y de mi vida amorosa?

 

Llevo años estudiando y experimentando información y sabiduría ancestral para ´poder navegar este laberinto y navegarlo como mujer. Esto nace de mi propio proceso de sanación. He viajado, me he enamorado, he conocido grandes maestros espirituales y he aprendido de sus enseñanzas. He estudiado en profundidad los arquetipos del tarot y de las Diosas, he investigado la influencia de la Luna en nuestras emociones, he aprendido de Kundalini Yoga y yoga terapia. He trabajado con cientos de pacientes en terapias individuales, talleres y círculos de mujeres. Y aunque las áreas de sanación e interés son variadas, las historias y contextos son variadas, hay algo que nos puede ayudar en estos procesos, nos puede ayudar a entender la fluctuación de nuestra mente y nuestras emociones, la fluctuación de los procesos de vida nuestros y de los seres que nos rodean.

Espero que esta información sea una inspiración en tu camino personal.

 

LA MUJER Y LOS CICLOS DE LA LUNA

Hace más de 30 mil años las mujeres contaban el tiempo a través de sus menstruaciones. Los primeros calendarios separados del cuerpo datan de 3.000 ac en Egipto y medio oriente. Templos y lugares como Stonehedge son lugares físicos que marcan los equinoccios y los solsticios como una manera de contar las estaciones. Hasta el día de hoy los Mayas utilizan el calendario de 13 lunas.

La asociación entre el calendario, el ciclo de la luna, la mujer y el ciclo menstrual también es reconocida en muchas culturas. Estos ciclos viven y se sienten en el cuerpo.

Al estudiar las antiguas escrituras del yoga, la mujer y la luna tienen muchas cosas en común. Lo primero es que la energía de la vida  no es lineal. La energía de lo vivo tienen un ritmo, un ciclo y esta forma de moverse es de características femeninas.  Las etapas de este ciclo se observan en la naturaleza, en el ciclo de la semilla y los frutos, las estaciones del año y las fases de la luna.

El primer ciclo que necesitamos comprender, ese Ciclo de la Luna y sentir como nos afecta.

La mayoría de los eventos transformadores en nuestras vidas son difíciles y nos generan emociones intensas. Estamos forzados a soltar a crecer. Si estos eventos ocurren sin un macro que nos ayude a entender y nos dé una base espiritual, generan más amargura y dolor y podemos caer en la victimización. Una mujer debe empezar a relacionarse con el ciclo y observar los eventos de la vida desde estos ciclos. Es como el ritmo del tambor, de un corazón.

El empezar a conocer y sentir estos ciclos te ayuda a empezar a experimentar los principios de la sincronía y la vivencia de un tiempo en espiral y no lineal.

Las fases de la luna son un constante cambio, de nacimiento, crecimiento, muerte y renacimiento. El comenzar a seguir y comprender estos ciclos nos ayuda a entender y observar las señales del universo y así tener una guía en nuestra toma de decisiones. Se hace más fácil estar alineado a las energías superiores. Así te sientes con algún tipo de base antes de soltar el ego y la cabeza y dejarte fluir completamente.  Es un gran apoyo.

Observa tus ciclos internos. El empoderamiento femenino comienza reconociendo el ciclo menstrual y la conexión con el cuerpo. La ovulación y la menstruación y la relación que tienen con la luna llena y la luna nueva.

En cuanto más conozcamos y respetemos nuestra naturaleza cíclica, aunque sea solo con pequeños pasos o actos, más recuperaremos dentro de nosotras una fuente de poder y autoestima que ir creciendo con cada ciclo. No somos locas, somos cíclicas, y este ciclo está relacionado con la sabiduría de la vida y la naturaleza.

 

 

Please reload

Mantra para sanar la relación con lo masculino (Sopurkh)

1/8
Please reload

¿De que se trata un Tarot Terapéutico?

1/1
Please reload

Las 3 llaves que te ayudarán a enfrentar una crisis