Del dolor al amor

Nacemos seres completos. Cuando somos bebés dependemos del cuidado de los adultos que nos rodean. Estos adultos nos cuidan y nos enseñan lo que es aceptado y lo que no es aceptado por la sociedad y la familia. Tu entorno va a ir premiando tus conductas y tus formas de ser que son aceptadas y va a ir reprimiendo y castigando las que no son aceptadas.  Como somos seres dependientes nuestra vida va a depender de ser aceptados y cuidados. Como mecanismo de sobrevivencia, comenzamos a rechazar los aspectos personales que son castigados por nuestro medio. Esto va a ir generando un proceso de represión de esta parte de nosotros. Así nace la sombra o esa parte reprimida de tu personalidad. Este aspecto reprimido de nosotros mismos, es la fuente de dolor y la ausencia de amor.

 

Cuando somos adultos esta sombra se muestra en aspectos de nuestra personalidad que nos cuesta aceptar, amar e integrar. Al reprimir y negar aspectos de nosotros no desaparecen, sino que se van al inconsciente. Nuestra mente consciente representa lo que veo y es evidente de mi forma de ser, y lo inconsciente lo que no logro ver. El inconsciente es el motor de lo que hacemos sin darnos cuenta.

 

La represión y este auto rechazo  de una parte de nosotros es la base de la pena y del vacío. En este inconsciente está tu sombra, y también está tu potencial de crecimiento y de sanación.

 

Del Dolor al Amor

Durante la vida, en el proceso de maduración, la integración de la sombra es fundamental para el auto conocimiento, la sanación y la auto aceptación. Dentro de la psicología Jungiana uno va desarrollando la individuación, la madurez, integrando la sombra o esos aspectos reprimidos de la personalidad. Esta integración se va dando a través de la auto aceptación, y de una mirada amorososa hacia nosotros mismos.  Es imposible que puedas lograr amarte por completo sin mirar esta parte de ti, que está escondida.

 

Para comenzar este proceso es importante estar en una actitud de auto aceptación, enfrentar la tristeza que tenemos de no ser aceptados, el rechazo, el miedo y los mecanismos de defensa que se activan cuando nos sentimos amenazados, y el impulso inconsciente del miedo a morir cuando somos rechazados.  

 

Para la sanación de la sombra, la vida nos va dando oportunidades de ver esto. Son situaciones que nos hacen reaccionar desde este miedo y esta pena. Cada vez que reaccionamos así, tenemos la oportunidad de ver este aspecto reprimido y sanarlo.

Al integrar la sombra, logramos tener una actitud de compasión con lo que antes generó rechazo. Esto nos permite ser más compasivos con otros. Esto también nos ayuda a hacernos cargos de las proyecciones que hacemos hacia otros.

 

¿cómo puedo reconocer síntomas que me generan dolor y necesitan amor?

-  juicios intensos que podemos tener hacia otros o situaciones

- rechazo visceral a situaciones.

- negación de algo que amigos y familiares que si ocurre.

- repetición de situaciones similares (patrones)

 

 

 

Please reload

Mantra para sanar la relación con lo masculino (Sopurkh)

1/8
Please reload

¿De que se trata un Tarot Terapéutico?

1/1
Please reload

Las 3 llaves que te ayudarán a enfrentar una crisis