Sobre el abuso espiritual

Actualizado: jul 29




El Abuso espiritual, es el abuso del espíritu humano y aunque muchos pueden argumentar que el espíritu no puede ser dañado, definitivamente si es posible que se dañe tu conexión a la conciencia de tu espíritu y como esta se comunica contigo. Es posible vivir una vida totalmente desenchufado de tu propio espíritu (un termino que usaremos como sinónimo es con Alma y con la autenticidad del ser). Podemos vivir tan identificados con un rol externo, una mascara, un traje, un "debería ser" que ni siquiera permitimos que la mente escale las montañas, nade los mares y corra los prados del espíritu humano. Eso es lo que el abuso espiritual hace. Te corta tu conexión personal a tu espíritu y así no vivimos desde el. Ser y con el Ser.


¿Y como es que esto ocurre? Como resultado de otro tipo de abusos. Cuando un niño es físicamente abusado, por ejemplo, ese niño se va a identificar como el "niño malo" que merece ser castigado. Esto va determinar su conducta o sus estrategias para evitar el abuso. En cualquiera de los casos, el no se logra identificar con su ser interno, la profundidad de su espíritu o su alma. ¿A donde se va su espíritu? se va al inconsciente, donde solo emerge en sueños.


Pero esto también puede ocurrir cuando alguien trata de decirte como te deberías sentir, como deberías pensar o que deberías creer. A veces esto se impone con tanta fuerza que tus propios sentimientos, pensamientos y creencias dejan de ser escuchados. Por ejemplo, alguien que su maestro espiritual le dice que el accidente que tuvo es producto de sus pensamientos negativos, y que necesita controlar sus pensamientos para evitar sucesos negativos. Esto tiene el potencial de generar tanta ansiedad que esa persona puede empujar y reprimir sus emociones y pensamientos para remplazarlos forzosamente con lo que, se supone, son pensamientos positivos. Esto la pone en una batalla constante, momento a momento, contra si misma para que lo que emerge en ella no salga al consciente. La sensación es que debe batallar consigo misma para que nada malo le pase. A esto le podemos sumar la culpa de sentirse que ese accidente ocurre por que no es capaz de controlar su negatividad. En vez de poner la atención en la experiencia para comprender y sanar lo que pasa, se siente vergüenza, se llena de culpa y se niega una parte de si mismo.

Esto es abuso espiritual porque te enseña a estar en guerra contigo mismo y tu espíritu.


Cada vez que somos forzados a alejamos de nuestra conexión personal y mundo interno estamos siendo espiritualmente abusados. Cada vez que somos forzados a algo externo, en vez de integrar alguna experiencia, somos abusados. Cada vez que desastres y perdidas son explicadas desde una superficialidad de lo que significa la causa y el efecto espiritual, nos llenamos de culpa y dolor, y somos abusados.


Es momento de poner limites sanos a muchas enseñanzas externas. Porque la idea es volver a ti, a conectar y hacer el proceso de sanar e integrar cuando esto sea necesario.

Tenemos que tratar nuestro mundo interno como una tierra sagrada. Y la gente necesita aprender a pedir permiso antes de entrar a cambiar los mapas de este territorio sagrado.


  


fuente: Articulo de Psychology today link

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
SERVICIOS

2018 Atma Terapias - Todos los derechos reservados