top of page

Compasión aplicada, un camino de sanación para las heridas de infancia

Actualizado: 3 jul


La Compasión Aplicada es el arte de acompañarnos con amor y aceptación mientras navegamos por nuestras emociones más desafiantes, sin caer en el juicio. En el contexto de las heridas de infancia, donde las heridas emocionales pueden parecer abrumadoras, esta práctica se convierte en una guía amorosa para explorar y liberar el dolor almacenado.


Rompiendo Ciclos: De la Vergüenza a la Compasión

La capacidad de conectar compasivamente es una conducta que se aprende en la infancia. Aquellos que han experimentado rechazo o vergüenza en sus primeros años pueden enfrentar desafíos adicionales al acceder a la Compasión Aplicada. La vergüenza, a menudo arraigada en la infancia, puede convertirse en un obstáculo para la conexión compasiva. Brené Brown, investigadora y autora renombrada en el campo de la vulnerabilidad y la vergüenza, define la vergüenza como "el miedo al desapego". Según su extensa investigación, la vergüenza surge de la creencia de que no somos dignos de conexión y amor. Es esa sensación dolorosa de ser inherentemente defectuosos, que nos lleva a escondernos y a protegernos de la exposición.

Brown destaca que la vergüenza vive en la oscuridad y el secreto, y pierde su poder cuando se comparte con empatía y comprensión. Al explorar la vergüenza y al hablar abiertamente sobre nuestras experiencias, podemos liberarnos del miedo al desapego y construir conexiones más genuinas y significativas con los demás.

La Compasión Aplicada nos brinda la oportunidad de romper este ciclo, reconociendo que merecemos amor y cuidado, incluso cuando enfrentamos nuestras experiencias más difíciles.


La neurociencia de la compasión y la conexión

La teoría polivagal, desarrollada por el neurocientífico Stephen Porges, se centra en el sistema nervioso autónomo y sus efectos en la regulación emocional y la conexión social. Uno de sus componentes clave es la rama ventral del sistema nervioso parasimpático. La rama ventral del nervio vago, que es parte del sistema nervioso parasimpático, desempeña un papel fundamental en la regulación del estrés y la conexión social. Porges sugiere que esta rama del nervio vago está asociada con la respuesta de relajación y seguridad, en contraposición a las respuestas de lucha o huida que se activan en situaciones de amenaza. En términos de regulación emocional, cuando estamos neurodiseñados para conectarnos con otros, la activación de la rama ventral del nervio vago contribuye a un estado de calma y seguridad. Esto favorece la capacidad de autorregulación emocional, ya que nos sentimos respaldados y conectados socialmente.


Como se siente cada uno de estos estados

Cuando una persona experimenta vergüenza y conexión, su mente y emociones pueden manifestar una serie de síntomas. Es importante destacar que estos síntomas pueden variar de una persona a otra, pero aquí hay algunos indicadores comunes:


Síntomas de Vergüenza:

  • Rubor facial: Enrojecimiento visible en la cara debido a la activación del sistema nervioso simpático.

  • Evitación del contacto visual: La persona puede evitar el contacto visual debido a la incomodidad asociada con la vergüenza.

  • Expresión corporal cerrada: Posturas corporales encogidas o cerradas, como encogerse de hombros o cruzar los brazos, como una forma de protegerse emocionalmente.

  • Autocrítica intensa: Pensamientos negativos y autocríticos que refuerzan la sensación de no ser lo suficientemente bueno.

  • Aislamiento social: Tendencia a retirarse de situaciones sociales por miedo al juicio o rechazo.

Síntomas de Conexión (compasión aplicada):

  • Calma y relajación: Sensación general de calma y relajación, ya que la rama ventral del nervio vago promueve estados de descanso y digestión.

  • Contacto visual tranquilo: Cuando hay conexión, la persona puede mantener un contacto visual tranquilo y expresar una sensación de aceptación.

  • Expresión facial abierta: La cara puede mostrar expresiones más abiertas y relajadas, indicando una sensación de seguridad y conexión.

  • Habla pausada: Un tono de voz tranquilo y pausado puede ser un signo de una conexión más profunda y una respuesta de relajación.

  • Empatía y comprensión: Mayor capacidad para empatizar y comprender las emociones de los demás, ya que la conexión social está facilitada.


Recomendaciones

aquí tienes algunas recomendaciones para cultivar la conexión y la compasión:

1. Cultivar la Autoconciencia, fomentar la reflexión, el darse cuenta de que se esta sintiendo, hacer esto sin juicio, aceptando. Puedes intentra practicas de meditación, de reflexión o de escritura

2. Promover la Autocompasión: intenta fomentar la amabilidad contigo mismo. Puedes incluir algunas prácticas de autocompasión, como la escritura reflexiva, que fomenten la autocompasión.

3. Reconocer y Desafiar Pensamientos Negativos: reconocer que estos pensamientos son opiniones, no son verdad, practicar la identificación de patrones de pensamiento, reconocer patrones autocríticos, desafiar pensamientos negativos, reencuadrar estos pensamientos negativos por afirmaciones más realistas y positivas.

4. Fomentar la Conexión Social: buscar y mantener conexiones sociales saludables que fomenten un sentido de pertenencia, lugares donde te sientas visto, escuchado y valorado. Puedes incluir grupos de apoyo donde pueda compartir experiencias y recibir comprensión.

5. Aprender Técnicas de Regulación Emocional: hay muchas técnicas, como la respiración consciente, movimiento, yoga, meditaciones guiadas que promuevan sentimientos de seguridad y aceptación.

6. Apoyo terapeutico: con un psicologo que te pueda apoyar en tu proceso , con un foco compasivo y que te de tecnicas de regulación del sistema nervioso.


En el viaje hacia la autenticidad y la sanación, recordemos que la compasión aplicada es el faro que ilumina el camino desde la vergüenza hacia la conexión. Al cultivar la autoconciencia, promover la autocompasión y nutrir la conexión social, desbloqueamos las puertas que nos separan del amor propio. En este espacio de compasión, la regulación emocional se convierte en una sinfonía entre la mente y el nervio vago, guiándonos hacia una reconciliación amorosa con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

Comments


Podcast "Botiquín Emocional"

Información, clases, conversaciones y  meditaciones sobre alta sensibilidad, ansiedad y heridas de infancia. Disponible en Spotify

bottom of page